Historia farmacéutica

Desde su origen, el hombre ha tenido que convivir con la enfermedad

Y si bien muchas ocasiones ésta ha estado relacionada con el castigo de los dioses, los primeros medicamentos a base de preparados y plantas medicinales están presentes desde la era de Mesopotamia y el Antiguo Egipto alrededor del año cuatro mil antes de Cristo.

Orígenes de la Farmacia
Orígenes de la Farmacia

En Egipto códices como el Papiro Ebers, en el año 1500 AC ya describen determinados síntomas de una enfermedad, su prescripción y los principios activos de plantas, animales y minerales, así como la formulación y preparación de medicamentos. Además, establecían ya unas pautas de administración de los medicamentos, tanto en formas de administración de uso interno (tisanas, decocciones, maceraciones, píldoras…) como de uso externo (cataplasmas, ungüentos, emplastos, colirios, pomadas, inhalaciones…). Las enfermedades más comunes eran las oftálmicas, parasitarias y enfermedades de bajo vientre que se trataban con supositorios, enemas o laxantes. Los procedimientos torácicos se trataban con inhalaciones y las enfermedades de la piel con ungüentos. Como herramientas de trabajo usaban molinos de mano, morteros, tamices fabricados con papiro, balanzas, y para la conservación: recipientes de barro, vidrio, alabastro y serpentina, así como cajas de madera.

Los sumos sacerdotes egipcios tenían amplísimo conocimiento de las plantas y los preparados medicinales, lo que le permitían actuar como sanadores y estaban altamente considerados en el Antiguo Egipto donde el sistema de cuidados médicos era un servicio accesible para todos.

En la civilización árabe se tienen los primeros indicios de la existencia de farmacias como lugar físico en que se dispensan medicamentos. Es en 1221 cuando se tiene constancia de la primera farmacia de Europa, creada por los frailes dominicos en el convento de Santa María Novella en Florencia (Italia).

Maimonides dejó amplios trabajos sobre toxicología, higiene y dietética. Hombre profundamente ético, en estas obras también quedó reflejada su profunda implicación personal con sus enfermos.

Alquimia
Alquimia – Farmacia

Así que botánicos, alquimistas, médicos y farmacéuticos trataban los males de los miembros de su sociedad con el conocimiento que hacían del uso de los productos que la naturaleza les proporcionaba. Poco a poco fueron innovando y ampliando sus conocimientos mediante la elaboración de protocolos de actuación más o menos complicados.

Por lo tanto, es seguro que todas las sociedades han aspirado a prolongar y mejorar la calidad de vida de todas sus gentes. El medicamento y el papel del farmacéutico siempre ha estado muy asociado al beneficio de la sociedad en la que ha estado presente a lo largo de todas las civilizaciones.

Es discutible si la historia de la farmacia es una disciplina relativamente joven que data del s XIX o si realmente dicha historia que atañe tanto al medicamento como a quien a lo largo de las civilizaciones se ha encargado de su estudio, su elaboración y aplicación viene de mucho más lejos. Sin embargo, sí que es indudable el papel y responsabilidad del farmacéutico en la aspiración del hombre por prolongar y mejorar su vida a través de los principios que ha ido extrayendo inicialmente de la naturaleza.

1
×
Hola! ¿Podemos ayudarte?